Cuando la gordura si es belleza: El caso de Mauritania | Red Digital TV
Red Digital TV

Cuando la gordura si es belleza: El caso de Mauritania

Mientras que en occidente las mujeres se esmeran en estar cada vez más delgadas, en el Norte de  África, concretamente, en Mauritania, las mujeres gordas son un sinónimo de estatus, salud y belleza. Aunque parezca increíble, en ese país las madres se dedican a engordar a sus hijas desde el momento de su nacimiento con el fin de que estas comiencen a robustecerse desde chiquitas. Esta costumbre tiene el firme propósito de convertir a las niñas en ¨objetos del deseo¨ para el sexo masculino y, de esta manera, asegurar un conveniente y feliz matrimonio.

Esta práctica no sólo es contradictoria con los ideales occidentales sobre la belleza femenina. También, contradice la realidad socioeconómica de esta nación magrebí donde los índices de hambruna se asemejan a los de cualquier otro país africano. La obesidad entonces, (que en algunos países es considerada un problema de salud pública), en Mauritania es prácticamente una obligación para las mujeres. Este singular gusto por las féminas rellenitas fue explicado durante un reportaje publicado en el diario ABC de España, por una mujer mauritana de 40 años de edad, de nombre K.M.M Salem.

Según Salem, es fundamental distinguir entre el cuerpo ¨musculoso y tieso de los hombres¨ y el ¨carnoso y suave de las mujeres¨. Por lo tanto, para que  las niñas adquieran dicha ¨carnosidad¨ son sobre alimentadas con grandes cantidades de grasas provenientes de los lácteos. Esta sobrealimentación se realiza fundamentalmente en las llamadas ¨granjas de engorde¨, lugares en donde las niñas son cuidadas por mujeres que se aseguran de que coman alimentos ricos en grasas y carbohidratos y vigilan que aumenten de peso.

Las ¨granjas de engorde¨ fueron denunciadas en el año 2004 por la BBC de Londres durante un trabajo de investigación periodística desplegado en varias regiones de Mauritania, en el cual se acusaba a las practicantes de la sobrealimentación de maltrato infantil. Años más tarde, el Discovery Channel transmitió un documental en donde se evidenciaban todas las aristas de esta práctica.  Aunque voceros mauritanos aseguran que las ¨granjas de engorde¨ cada vez son menos comunes, lo cierto es que con o sin ellas, la gordura sigue siendo un ideal de belleza en esa sociedad.

De esta manera, el gusto por la gordura en Mauritania no hace más que recordarnos ese viejo refrán: ¨Entre gustos y colores no han escrito los autores¨.

Claudia Uribe Espinoza.

ENCUESTA

OPINIÓN

Galería de fotos

C.A.R. Can't Wait