We are sure to gain weight if we eat way too many calories or burn way too few. Certainly, you desire to see fast results, however you should not do your health harm. If we are really eager to achieve what we want, we must change our eating and exercising habits. Unfortunately, it is not easy. That is why there is only one way to make our struggle more effective and successful – being incentive. read more. § Weight management & maintenance medical weight loss center michigan And it should be noted that they can become addictive. Both because of the substances they use and the results they product. The substances often cut appetite and give super abundant energy boosts that are enjoyable, but the effects of this is a wearing down of the endocrine system which is trying to keep up with adrenaline production. This means that to get the best results from these products you need to keep it short and sweet and also make sure to be eating healthy and getting exercise so that the fat doesn t jump back on when the supplements are stopped. what is the best weight loss product on the market There is absolutely NOTHING BETTER than this simple exercise that you do at home while standing up. You suck in your stomach as much as you can, then you hold it for 2-5 seconds, then you release it for a brief rest. Then you do it all over again. Or, you can do this every once in awhile during your free times throughout the day. weight loss programs for men in their mid fifties Fat Burning Supplement #1 - Green Tea fat loss creams El Barsa acumula 12 puntos de 12 posibles al vencer a Getafe 4 - 1 | Red Digital TV
Red Digital TV

El Barsa acumula 12 puntos de 12 posibles al vencer a Getafe 4 – 1

Los azulgranas metieron presión a un Madrid que se vio ocho puntos por debajo de su eterno rival al iniciarse su duelo de esta noche ante el Sevilla, en el Sánchez Pizjuán (22:00 h).

El Barça más canterano -Tito Vilanova alineó de inicio a diez futbolistas formados en La Masia- dio la talla en uno de los estadios que más se le han atragantado en los últimos años: el Coliseo Alfonso Pérez. Ni siquiera el ‘virus FIFA’ pasó factura esta vez. Y eso que los compromisos de las selecciones habían dejado al equipo sin tres de sus puntales: los lesionados Iniesta y Alexis y el griposo Jordi Alba.

Un Barça imparable

La maquinaria azulgrana parece cada vez mejor engrasada. Este Barça funciona. Y, lo más importante, también sabe dominar y brillar sin su estrella, Leo Messi. Por una vez, y sin que sirva de precedente, el argentino empezó en el banquillo en una decisión consensuada con el cuerpo técnico. Tito Vilanova optó por no forzarle tras haber jugado esta semana con Argentina. Y su puesto lo ocupó un buen amigo del ’10′: Cesc Fàbregas.

El de Arenys tuvo oportunidad de reivindicarse en una de las posiciones que más le gustan: la de falso 9. El gol se le resiste desde hace meses. Pero de sus botas nacieron algunas de las ocasiones más peligrosas. Entre ellas, el gol de Adriano.

El Barça fue el amo y señor ante un rival que el año pasado le venció por 1-0, y que en este ya ha demostrado su peligro ganando al Real Madrid. Tello dio el primer aviso a los cuatro minutos malogrando un mano a mano con Moyà. El meta del Getafe fue el mejor de los locales.

Ya en el 7′, Pedro reclamó penalty después de que Miguel Torres le impidiera culminar una acción tocando el balón con la mano en el área. Teixeira Vitienes, en un claro preludio de lo que iba a ser su nefasto arbitraje, no apreció nada punible.

Thiago brilla en su reaparición

La falta de acierto, la inspiración de Moyà y la ceguera del colegiado cántabro impidieron a los catalanes dejar el duelo sentenciado antes del descanso. En el 25′, Thiago, que regresaba al once tras cuatro meses de ausencia por lesión, envió un ‘obús’ al larguero después de zafarse de dos defensas en una magnífica acción individual. El hispano-brasileño, muy incisivo y activo, fue de los mejores en los 60 minutos que estuvo en el césped.

Al filo de la media hora, Teixeira pasó por alto el segundo penalti de la noche al no ver un clamoroso abrazo de Alexis a Busquets a la salida de un córner.

‘Talismán’ Adriano

Por fortuna, Adriano empezó a poner las cosas en su sitio marcando el 1-0 a la media hora de juego. Cesc se internó en el área con potencia y el último toque se le fue largo… pero el brasileño, llegando desde atrás, remachó el balón suelto superando a Moyà por raso. Era su segundo gol en estas dos últimas jornadas, pues ya había visto puerta ante el Valencia (1-0)

Poco después, el meta del Getafe evitó el segundo desbaratando un chut a bocajarro de Thiago. La única opción de peligro local en este período fue un chut de falta de Pedro León que detuvo Valdés.

Puyol se rompe

La reanudación no empezó bien para el Barça. Puyol se lesionó al doblarse la rodilla izquierda disputando un balón con Barrada. El capitán azulgrana intentó seguir sin éxito, y fue sustitiudo cuatro minutos después por Mascherano (57′). Los primeros diagnósticos apuntan a que deberá estar un mes de baja.

Recital de Messi

Al filo de la media hora, Tito Vilanova realizó un cambio que, como era esperar, acabó marcando diferencias. Thiago cedió su sitio al número uno, al rey indiscutible del fútbol mundial: Leo Messi. Y el argentino no defraudó. Nada más entrar, provocó una tarjeta amarilla al ser víctima de un claro agarrón de Míchel. Fue el inicio de su recital.

Pésimo Teixeira

Ni siquiera Teixeira Vitienes pudo contener el vendaval de juego del ’10′ del Barça. Y eso que no señaló uno de los penaltis más claros de la historia de la Liga. En el 66′, Miguel Torres zancadilleó con total claridad a Leo cuando se plantaba solo ante Moyà en una contra. Pero el único que no vio la pena máxima -por tercera vez- fue, curiosamente, el árbitro. Ver para creer.

Leo marca a pares

Pero a la cuarta fue la vencida. En el 72′, Valera derribó a Pedro. Y, esta vez sí, el colegiado se dirigió al punto de los once metros. Messi ejecutó el penalti con un chut potentísimo que se coló por el centro, a pesar de que Moyà llegó a tocar el esférico con la punta de los dedos (0-2, 73′).

El Barça, lanzado, noqueó definitivamente a su rival en el 77′. Montoya, que hizo olvidar por completo la suplencia de Dani Alves, se internó como si fuera el brasileño por la derecha, y su centro lo culminó Messi marcando a puerta vacía (0-3).

Mascherano, en propia meta

El Getafe marcó el del honor en una acción desafortunada de la zaga culé. Sarabia disparó y Mascherano, al intentar desviar el balón, lo introdujo de cabeza en su propia portería (1-3, 79′).

Villa sentencia

Aún habría tiempo para ver un gol más. Villa, que había entrado por Tello, selló el 1-4 definitivo en pleno descuento. Controló con el pecho un gran pase en profundidad de Cesc y, tras irse de un defensa, no perdonó. Tres puntos más en el bolsillo, buen fútbol y 12 de 12 en el bolsillo. Mejor, imposible.

 

 Fuente: Sport.es

ENCUESTA

OPINIÓN

Galería de fotos

C.A.R. Can't Wait