Consejos para comprar repuestos para automóviles

Los coches se estropean todo el tiempo. El estrés y las tensiones creadas por el automovilismo moderno en los vehículos de hoy en día significa que las piezas se desgastan naturalmente sin culpa del propietario. Diagnosticar y sustituir las piezas defectuosas de un coche en un taller profesional puede ser caro y llevar mucho tiempo, por lo que te alegrará saber que hay otra manera. Comprar e instalar piezas de automóviles de segunda mano es ahora más fácil que nunca con los sitios de Internet que lo vinculan a una red de vendedores. Esto puede ayudarte a encontrar incluso las piezas difíciles de conseguir.

En esta guía para la compra de piezas de automóviles de segunda mano, te damos toda la información que podrías necesitar para encontrar una buena fuente de piezas de buena reputación e instalarlas tú mismo.

¿Por qué comprar de segunda mano?

Hay varias razones por las que deberías comprar piezas de coches de segunda mano. En general, tienden a ser una opción económica cuando se comparan con la compra de nuevos, ahorrando una considerable cantidad de dinero en efectivo. También tienden a ser una buena opción ecológica, asegurando que la deuda energética creada en la fabricación de la pieza está totalmente pagada – reduciendo la cantidad de piezas nuevas que deben ser creadas.

Si tienes un coche antiguo que este a punto de desguaces de bmw o que ya no tiene el apoyo del fabricante, entonces las piezas de segunda mano pueden ser un salvavidas cuando se trata de mantener tu vehículo en la carretera. Por último, al comprar piezas de segunda mano estás apoyando a la industria de los martillos, ayudando a los automovilistas a mantener sus coches en la carretera sin tener que gastar una fortuna.

Identificar la parte que necesita

Una vez que hayas resuelto la falla de tu auto, el siguiente paso es asegurarte de que tienes la pieza correcta para tu marca y modelo. Incluso dentro de una misma gama de un fabricante puede haber muchas versiones diferentes de un coche, con piezas que varían a lo largo de los años. Hay algunos pasos sencillos que puedes seguir para asegurarte de que tienes la pieza correcta para tu vehículo:

  • Número de identificación del vehículo. este número se relaciona específicamente con tu auto y puede ser usado para verificar que tienes la pieza correcta. A menudo puedes encontrar información almacenada en las tablas de datos del fabricante que se relaciona con ciertos conjuntos de números que te permiten localizar el código de la pieza correcta.
  • Código de la pieza – En algunos casos puede haber un código en la pieza real que está buscando reemplazar. Este puede estar oculto u oscurecido bajo la suciedad y la grasa que se acumula en el motor. Este código se relacionará con una pieza específica dentro del catálogo del fabricante y ayudará a un distribuidor de repuestos de segunda mano a localizar la pieza.
  • Identificación visual – Si tiene un taller de martillos local, podría ser posible llevar una pieza a un experto en piezas de automóviles de segunda mano que pueda reconocer algunas piezas de automóviles a simple vista. También pueden ayudarte a encontrar un recambio rápido.
  • Comparación de piezas – También es posible llevar la pieza vieja a un taller de piezas de automóviles de segunda mano y simplemente compararla con piezas similares que tengan en stock. Asegúrate de hacer una investigación exhaustiva y comprueba que todos los componentes y puntos de fijación están en el mismo lugar en el reemplazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *