Lo que debes saber de las mascarilla FFP2

La demanda de productos de protección respiratoria se ha disparado: aquí están los básicos. Durante la pandemia de coronavirus, las máscaras, una vez relegadas a profesiones específicas, se están convirtiendo rápidamente en algo común.

No todas las máscaras son iguales. Las mascarilla FFP2 de respiración con filtro, comúnmente conocidas como mascarillas N95, están reguladas por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional.

Para ayudar a satisfacer la creciente demanda de estas máscaras, y otras alternativas ha aumentado la producción en múltiples instalaciones en todo el mundo.

A continuación, un desglose de lo que es una mascarilla FFP2:

  • N: Es una clase de letra de clasificación de respiradores. Significa “No-Petróleo”, lo que significa que si no hay partículas de petróleo presentes, entonces puedes usar la máscara en el ambiente de trabajo. Otras clasificaciones de las máscaras son R (resistente al aceite durante 8 horas) y P (a prueba de aceite).
  • 95: Las máscaras que terminan en 95, tienen una eficiencia del 95 por ciento. Las máscaras que terminan en un 99 tienen una eficiencia del 99 por ciento. Las máscaras que terminan en 100 tienen una eficiencia del 99,97 por ciento y es lo mismo que un filtro de calidad HEPA.
  • 0,3 micrones: Las máscaras filtran los contaminantes como polvos, nieblas y humos. El tamaño mínimo de 0,3 micrones de partículas y gotas grandes no pasarán a través de la barrera, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).
  • Material: El material de filtración de la máscara es una fibra electrostática de polipropileno no tejido.
  • Válvula: Algunas mascarillas desechables N95 vienen con una válvula de exhalación opcional. “La presencia de una válvula de exhalación reduce la resistencia a la exhalación, lo que facilita la respiración (exhalación)”, según el CDC.

Para obtener información sobre cómo protegerse durante el brote de COVID-19, póngase en contacto con los profesionales de la salud de su localidad, visite los CDC y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *