Qué debemos esperar al adoptar una mascota

Hace unos días estuve en una reunión donde habían varios veterinarios. El tema de adoptar una mascota, surgió de forma espontánea y predominó como central durante toda la cena. El punto en discusión es porqué en España se abandonan tantas mascotas, ya que “aventajamos” ampliamente a todos nuestro vecinos en este triste record.

Acabas de entrar por la puerta con tu nuevo mejor amigo y tu engreído ya está mirando tus sandalias. Usted ha estado en casa por menos de 15 minutos y él ya ha orinado en la alfombra, ha jugado más o menos con cada juguete que ha comprado, y ahora está haciendo zoomies en el patio trasero con la ropa interior favorita de su esposa.

Este es un animal que en los días venideros probablemente te hará reír, suspirar, gritar a todo pulmón (aunque no te lo recomendamos), salir temprano de la cama el sábado por la mañana, hablar con tu veterinario (que era un completo desconocido antes de que entraras en su oficina) sobre el color y la consistencia de la caca, usar esa tonta voz de bebé para que puedas ver cómo se inclina la cabeza de un lado a otro, y hacer que tu pie haga esa pequeña tontería que tu mamá solía hacer contigo.

Su nuevo perro viene con pensamientos, opiniones, sentimientos, hábitos y rarezas en los que usted no pensó necesariamente en medio del alegre alboroto en el refugio cuando adoptó al perro favorito del personal y de los voluntarios.

Una primera respuesta ha sido relacionar el problema con la crisis, algo que claramente tiene mucho que ver, pero previo a la misma nuestras cifras eran igualmente horribles. La falta de educación es otro aspecto importante, ya que hay quienes tienen un cachorro solo para las vacaciones de los niños y luego lo abandonan.

Sin embargo hay otro factor que no es para nada menor

Se trata de un caso que se ve con frecuencia en quienes tienen por primera vez una mascota. El punto es que la misma no colma las expectativas generadas, usualmente porque estas eran falsas. Se idealiza mucho que es lo que la mascota representa. Esto aplica a todos los órdenes de la vida. Si te preguntas cómo evitar desilusionarte a ti mismo, evitar las idealizaciones es la mejor forma.

Nuestras expectativas al adoptar una mascota

De una mascota debemos esperar compañía y cariño, algo que difícilmente obtengamos de ellas si no se les brinda. Una mascota necesita cuidados en todos los sentidos y mucha atención. Si no se las podemos dar, los problema aparecen.

Hay quienes piensan que el nivel de inteligencia será como el de ese perro o gato que han visto en una película. Nada más lejos de la realidad  y es algo que no vamos a llegar casi nunca. De hecho hay perros, como el mío, que tienen una capacidad de aprendizaje muy limitada. Eso no quiere decir que no sea el más adorable de los perros que he tenido, pero es el menos inteligente por lejos.

Antes de adoptar una mascota, sobretodo si es la primera vez, debemos leer sobre el tema, conversar con expertos y dejarnos asesorar por el personal del refugio al que iremos a buscar una posible mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *